Estos días en que estamos en época de replanteamiento, nuevos propósitos e intenciones. Quiero compartir algunas reflexiones acerca de llevar un estilo de vida consciente, que no solo tiene que ver con la sosteniblidad y respeto hacia al medio ambiente, sino también hacia nosotros mismos. 

Con tanta incongruencia social, desinterés, y otros comportamientos acerca de lo que sucede con nuestro planeta, me hago unas preguntas ¿cómo no se dan cuenta que se están dañando así mismos? ¿Cómo no ven que si no existe la naturaleza, integrada por toda su fauna y flora nosotros seremos los únicos perjudicados? 

Mientras estos pensamientos surgen, también lo hacen algunas reflexiones que comparto a continuación. 

REFLEXIONES ACERCA DE UN ESTILO DE VIDA CONSCIENTE

1.Sí a reciclar, pero no es lo único que hay que hacer. Quizás es tanta la información que se comparte acerca del reciclaje en RRSS y en campañas informativas,  que pensamos que al reciclar ya lo hemos hecho todo.  

Sin embargo, es tan solo una pieza del gran engranaje que se necesita para salvaguardar al planeta. Debemos seguir reciclando, debemos seguir informando y fomentar el reciclaje, debemos aprender hacerlo mejor, debemos inculcar a otros y dar el ejemplo sí, pero también debemos hacer más que poner el plástico en el contenedor correspondiente.

2.Acciones diarias que significan mucho. Cada acción sostenible y consciente que se integre en nuestra rutina diaria suma. Cada vez que vamos a comprar con nuestra propias bolsas de tela, rafia u otra es una acción que disminuye el uso de plásticos, es un avance.

Si no eres celíaco o intolerante al gluten apostar por compras a granel es otra forma de ayudar. Cuando decimos comprar ropa vintage o con certificaciones como GOTS sumamos, al cambiar un cepillo de dientes de plástico por uno de bambú, al no comprar la botella de agua diaria sino usar una botella de cristal, acero o bambú.

eco-acciones-sostenibles

Vía Pinterest

Así, integrando cada día una acción sostenible, vamos haciendo una gran montaña de granitos y granitos de arena de cada uno. 

3.Educación medioambiental. Creo que inculcar desde pequeños el respeto hacia la naturaleza es fundamental, aprender a cuidar nuestro planeta, a no tirar desechos cuando se va de senderismo, paseo, a no encender fogatas cuando y donde no está permitido. 

El inculcar el respeto por la vida y libertad de los animales, inculcar que los animales no son juguetes, y que no se les debe usar ni maltratar. Educar desde la convivencia en la naturaleza, y no solo en un aula de clase o una pantalla. Ser  ejemplo, puesto que los niños repiten nuestras acciones. 

Aprender a que “me lo llevo de recuerdo” y cortar una flor única cuando no está permitido e incluso si lo estuviera, el mejor hábitat para ella es donde está. Inculcar concienciación, respeto y actitud sostenible desde niños.

 

4.Vivimos en el mismo planeta, lo que sucede afecta a todos. Sin importar el lugar en que vivas, los incendios que han ido sucediendo desde verano del 2019 afecta a todos. Amazonas, Las Palmas, Cuenca del Congo y Australia es una gran pérdida de biodiversidad y de oxígeno para todos. 

Por eso la frase de “no es aquí no me importa lo que suceda”, o mirar hacia otro lado, es algo que debemos cambiar y crear conciencia social. Puede que no esté sucediendo al lado de tu casa, pero a medio o largo plazo afectará. 

En este post, ya he compartido el por qué sí debe importarte que el Amazonas y otras ciudades se incendie o se deforeste. Pero principalmente, es fundamental por la biodiversidad que presenta y por las cantidades de CO2 que absorben, esto último vital para la salud del planeta.

 

5.Ser conscientes con nosotros mismos. Considero que mientras más conscientes con nosotros mismo, lo seremos con nuestro entorno. Es decir, mientras más respetemos nuestros deseos y dejemos de juzgarnos a nosotros mismos, menos los haremos con el resto. 

Al hacernos conscientes, nos hacemos presentes y creo que mucho más empáticos. Nos interesamos más por nuestro entorno, por ser más flexibles, menos consumistas y más agradecidos. 

Para concluir hay algunas preguntas que me repito constantemente ¿por qué no hay movilización por parte de otros países y organizaciones para ayudar a aplacar los incendios en Australia? ¿Por qué deciden matar a 10.000 canguros por la sequía en vez de movilizarnos a otra ciudad?

¿Es más fácil decidir matar que salvar la vida de miles de animales cuando hay millones que están muriendo en el bosque? ¿Es más fácil ponerse de acuerdo y encontrar aliados para una guerra pero no para sanar y salvaguardar el planeta? 

A pesar de todas estas preguntas sin respuesta, sigo en mi propósito de compartirles un estilo de vida consciente, sostenible y flexivegano. Porque aunque el futuro de la naturaleza no se ve tan colorido, una vez que eres consciente de su extraordinaria belleza e inteligencia, no puedes dejar de cuidarla y admirarla.   

Con estas reflexiones inicia una nueva temporada en el blog. 

¡Gracias por estar aquí! 

Si quieres empezar el año con una buena acción, puedes hacer una donación para ayudar a la comunidad de afectados en Australia por los incendios en este enlace