Solemos preocuparnos mucho por lo que comemos y preguntarnos ¿cómo está preparado lo que estamos comiendo? ¿es saludable? ¿nos sentará bien? etc., pero no solemos hacerlo, me incluyo en ello, aunque hace poco más de dos años que estoy más concienciada, cuando vamos a comprar o a utilizar cosmética y/o  maquillaje.

Lo que aplicamos en nuestra piel también va a nuestro organismo, es decir, la epidermis absorbe todo estos componentes tóxicos que tienen la mayoría de productos, no se quedan en la capa superficial de la piel. Aunque algunas marcas reconocidas explican que el porcentaje de sustancia tóxica que tiene algunas de sus cremas y maquillaje es mínima, si lo colocas todos los días, deja de serlo para convertirse en un veneno, que puede llegar a producir alergias y alteraciones en la piel.

Uno de los componentes que solemos confundir como bueno para la  piel, son los aceites minerales*, un derivado líquido que se obtiene de un proceso de destilación del petróleo crudo, una explicación que se ahorran de informar porque no es nada comercial, pero sí muy rentable para mejorar la apariencia de cremas sin importar las consecuencias que su uso causa en la piel y salud.

Como estos aceites minerales hay una gran lista de sustancias tóxicas que se utilizan en cremas, dentífricos, maquillaje, champú, etc., que desconocemos y que tampoco no los ponen fácil en la lista de ingredientes, pues les ponen los nombre más complicados para que no sepamos el verdadero origen de ello, de allí, que la mejor opción para nuestra piel y salud sea optar por lo más natural siempre.

 

Los cosméticos y maquillaje “cruelty free” y vegano (en este post les comento la diferencia entre una y otra) están conquistando cada día a más consumidores, no solo por su implicación con el respeto animal y el medio ambiente sino también, por los beneficios que aportan a la piel.

BENEFICIOS DEL USO DE COSMÉTICOS Y  MAQUILLAJE “CRUELTY FREE” Y  VEGANO

  • Al estar elaborados con ingredientes naturales son ideales para todo tipo de piel, a menos de que se tenga una alergia ya identificada, incluso para pieles sensibles e intolerantes es una opción favorable
  • Principios activos que recibe en su totalidad la piel sin obstruir los poros ni crear irritaciones.
  • Libre de crueldad animal, estarás ayudando y apoyando a que se elimine el testeo en animales en todo el mundo.
  • Muchas de las marcas veganas utilizan materiales reciclados y de economía colaborativa, que fomentan la concienciación del cuidado del medio ambiente.
  • A diferencia de lo que se pueda pensar, al igual que con los alimentos, las cremas, serum, maquillaje y otros productos “cruelty free” y veganos, no son costosos. De hecho hay productos de alta calidad muchísimo más económico que los de marcas de lujo. En Canarias estos son algunos de los que puedes conseguir (enlace)

*Los aceites minerales no son los mismos que esenciales y vegetales. Los  aceites esenciales se producen de la destilación por vapor de árboles y plantas, mientras que los aceites vegetales se extraen por presión en frío de frutos secos, semillas y otros frutos.

* Siempre primero acudir a un dermatólogo antes de hacer algún cambio en los tratamientos que utilices para tu piel*

¿Te pasas a la cosmética “cruelty free” y vegana?